¿Cómo funciona el suelo radiante?

¿Cómo funciona el suelo radiante?

Normalmente, cuando hablamos de climatización, solemos tender a pensar en dispositivos de aire acondicionado o de frío industrial. Los profesionales en instalación de climatización en Barcelona no solo manejan el frío, sino también el calor y conocen bien cómo climatizar correctamente desde una vivienda hasta un centro de trabajo o un negocio, por ejemplo.

Funcionamiento del suelo radiantes

El suelo radiante es uno de los sistemas mediante el cual podemos mantener caliente nuestra vivienda. No es algo nuevo, porque un sistema similar lo hacían los romanos hace miles de años en las haciendas de las personas más acaudaladas, pero sí es mucho más eficiente y moderno.

Se trata de un sistema de calefacción de energía térmica lenta que tiene la capacidad de usar el pavimento que lo cubre como emisor de calor. Hay que decir que en ocasiones no se puede usar el suelo radiante por razones arquitectónicas, aunque en estos casos también es una buena idea optar por el techo o las paredes radiantes.

El funcionamiento de este sistema es verdaderamente sencillo y se consigue calefactar cualquier espacio de la casa gracias a una red de tuberías. Con el calor de las tuberías se calienta el pavimento mediante una pequeña capa de mortero, de aproximadamente 5 centímetros, la cual crea lo que se conoce como pulmón energético.

Además, hay que tener muy en cuenta que la temperatura máxima que puede llegar a alcanzar el pavimento no puede superar los 29 grados, una temperatura que está limitada por la normativa en vigor.